lunes, 29 de abril de 2013

Maldito, bendito cierzo

Hace casi tres años que el cierzo me trajo a Zaragoza. Los mismos que lo maldigo cada vez que se expresa a gritos tantas tardes después del 'cole', cuando nos encierra en casa, cuando hay que cruzar el puente contra él, y él disfruta despeinándonos el pelo y la paciencia.

Desquicia, sí. Pero reconozco que aquel día me inspiró. Bendito cierzo.

Era una jornada de puertas abiertas. Abiertas estaban las puertas del Lycée, el cierzo se coló en la biblioteca e hizo volar las pajaritas. Esto es lo que vino después...

martes, 9 de abril de 2013

Cumpleaños feliz

Cuando yo misma cumplo un año desde que me puse a tejer ideas, la mamá de Carlota me ha pedido que invente una manera de felicitarle los18 años a través de las imágenes que ha rescatado de viejos álbumes.

Me ha traído unas cuantas fotografías que se me pegan en la mano porque se han quedado con un poco de ese pegamento de quita y pon de los álbumes antiguos. Las fotos tienen esa luz con la que ahora bañan las imágenes los filtros digitales, una luz deslucida, anaranjada en algunas partes, rosácea en otras. 

Me ha contado algunas cosas de Carlota. Otras se las he preguntado yo. Con todo, frente a la pantalla de este ordenador, intento acordarme de mis 18. No me sale, oye, imposible. Y pienso que eso es buen síntoma y que si Carlota no recuerda tampoco nada de estos años cuando tenga unos cuantos más, será porque fue feliz. En su caso, además, tendrá mi trabajo para inmortalizarlos.

Pienso, copio, pego, imagino, creo, escribo, borro, reescribo, añado, corto y fin. Aquí debajo podéis ver el resultado: un DVD impreso y personalizado.

Al día siguiente de que Carlota lo recibiera, su mamá me escribió un whatsapp: "No paró de llorar al verlo, le encantó".

No olvidará sus 18 años, seguro.