miércoles, 21 de mayo de 2014

Paréntesis, corchetes, guiones... punto y seguido

Si escribiera mi biografía, que todavía no tengo valor ni hazañas como para llenar dos páginas, los últimos meses irían enmarcados por un paréntesis, o quizá, unos corchetes, que parece que separan más todavía. A ratos, pondría unos guiones, que sólo paran para explicar algo. Y ahora, ya incorporada al 99%, dibujaría sólo un punto y seguido.

La tercera maternidad abduce las neuronas como la primera, con la diferencia de que las que quedaron sanas tras los primeros embarazos, partos y crianzas, llegan a la tercera fase con agujetas, envejecidas y con mucho sueño. Pero ni así me he retirado de las teclas. Táctiles o reales, he seguido tecleando ferozmente, programando publicaciones por si esa noche me ponía de parto o lo que quisiera que fuese con tres enanos hablando, jugando, corriendo, llorando... a mi alrededor.

Y, oye, que he podido. El único suspenso de esta evaluación ha sido no actualizar este blog, mi otra criatura. Por eso, hoy prometo serle fiel a partir de ahora y acariciarlo más a menudo con mis creaciones.

De momento, y para inaugurar este punto y seguido en mi biografía, hoy os muestro uno de mis últimos vídeos elaborados para el Lycée Molière de Zaragoza, sobre la Carrera contra el hambre.


video